Antenas, entre cáncer e ilegalidad

Porque en muchos casos la revolución tecnológica ha relegado nuestra salud a segundo plano, El Tiranosaurio Digital les presenta este informe sobre el riesgo que producen las antenas de repetición que se ubican a diestra y siniestra en muchas de las regiones de Bogotá y que no deberían estar cerca de ningún niño y mucho menos de sus colegios. 

#ELTiranosaurioDigital, el país que vale la pena ver. 

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………… Por: El Tiranosaurio Digital                                                                                                                                      …………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

 

El 87 por ciento de las antenas de comunicación de la ciudad de Bogotá están puestas ilegalmente.  Foto: Margareth Sánchez @MargieSanchezM

El 87 por ciento de las antenas de comunicación de la ciudad de Bogotá están puestas ilegalmente. Foto: Margareth Sánchez @MargieSanchezM

El 87 por ciento de las estaciones de comunicación de Bogotá están ubicadas de manera ilegal, según un informe de Contraloría Distrital presentado al Concejo de Bogotá hace pocos meses. Esto, en medio de un debate sobre los efectos que pueden causar estos receptores de comunicación que no pueden estar cerca de centros educativos, centros geriátricos y centros de servicios médicos, por un acuerdo del Distrito.

Según ese acuerdo, el 339 de 2008 , se  advierte que las antenas no pueden estar cerca de hospitales o colegios por el potencial peligro que representa al poder ser “cancerígenos para las personas”, lo que parece no importar a quienes las instalan, en este caso empresas privadas y algunas del Estado,  ya que un gran porcentaje de ellas no cumplen la norma.

Dado el acuerdo 339, firmado por la administración de Samuel Moreno, “la localización de estaciones de telecomunicaciones inalámbricas en zona de uso residencial (…), (…) se permitirá en un radio no menor de 250 metros de otras estaciones de telecomunicaciones y a no menos de 200 metros de centros educativos, centros geriátricos y centros de servicios médicos.”

Esa es la norma que el Distrito no puede acatar, ya que las antenas se encuentran en proceso de regularización porque fueron instaladas antes de aprobarse el acuerdo.

Según el mismo estudio de la Contraloría, en 2008 existían menos de 8 mil antenas, y luego de que en el Concejo de Bogotá se firmara el Acuerdo 339 la suma aumentó, y para 2011 se podían divisar más 1500 estaciones. A la fecha hay 9534  y sólo 764 están aprobadas para su ubicación.

Para que el cabildante del movimiento Mira, Jairo Cardozo, lo que hay es “falta de decisión política para poder quitar las estaciones aun sabiendo que sólo el 14 por ciento de éstas se encuentran en la legalidad.”

Por su parte, para  el Secretario de Planeación, Gerardo Ardila la norma es muy laxa  porque hay unas condiciones que generalmente son “fáciles de cumplir”.

Según Ardila “las antenas están colocadas a petición de las administraciones de los hospitales para mejorar su comunicación”,  y por lo tanto se generan  problemas entre la norma y la realidad que se debe mirar en detalle.

EL centro médico especializado en ortopedia y traumatología CEMEQ LTDA, en la Calle 45 A N° 27 – 20, tiene a su lado una antena de comunicación que el mismo centro hospitalario arrendó a la empresa Claro –Antiguo Comcel-, lo que comprueba los problemas de los que habla el secretario Ardila.

El Doctor Arnoldo Monje Carrillo, socio y director médico de CEMEQ LTDA, arrendó hace ya más de diez años a la empresa de telefonía Comcel el espacio -por una cifra que no quiso  estipular- y aunque no contó la suma del arrendamiento, indicó que la negociación se llevó a cabo cuando lo contactó la empresa de telefonía.

 “Comcel estaba buscando un lugar dónde ubicar una antena y nos encontraron. Entonces la contratación se hizo y  luego de hacer solicitudes de licencia ambiental empezaron los trabajos de adecuación e instalación de la antena”, señaló el Doctor Monje Carillo. Además aseguró que en los más de diez años que lleva allí la antena, ni él ni ninguno de sus empleados ha contraído cáncer.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), no hay pruebas concretas que aseguren que la exposición a ondas electromagnéticas produzcan cáncer, sin embargo  no se descarta que las radiaciones de los campos frecuencia extremadamente baja –como aquellas que arrojan las antenas que minan el paisaje capitalino- tengan efectos nocivos en la salud, incluso como factor desencadenante de leucemia infantil.

En cuanto a una exposición a radiaciones muy elevadas a corto plazo, la OMS asegura que se origina “en el cuerpo humano corrientes y campos eléctricos que (…) causan estimulación neural y muscular produciendo cambios en la excitabilidad neuronal del sistema nervioso central”. En cuanto al largo plazo, el estudio ratificó que los campos magnéticos son “posiblemente carcinógenos para las personas”.

Aunque la OMS no da resultados concretos  el  concejal Cardozo dice que “el Distrito debe entrar de frente a hacer una regulación aun cuando no se tenga certeza sobre el daño comprobado.”

Estudios sobre las consecuencias de las antenas en Bogotá

Luego de un estudio epidemiológico de la Secretaría Distrital de Salud a 530 estudiantes entre los 10 y 17 años que están diariamente expuestos a las antenas de comunicación ubicadas a menos de 100, 200 y 300 metros de las instituciones, se pudo identificar que: los niños expuestos a las ondas no-ionizantes sufren de fatiga, cefalea (dolores de cabeza), vértigo, alteración de sueño, pérdida de memoria, dificultad en la concentración, tendencia depresiva y sensación de calor y hormigueo.

La Secretaría de Salud asegura que “los síntomas son más frecuentes en colegios que se ubicaban a menos de 200 metros de distancia y los problemas que sufren con mayor frecuencia son alteraciones en el sueño y dificultades en la concentración” y que la “La cefalea fue el síntoma más frecuente entre los estudiantes que  estaban ubicados a menos de 100 metros de las bases de telefonía celular.”

Según el oncólogo de la Liga Colombiana contra el Cáncer, Carlos José Castro, “no hay evidencia sólida de que la radiofrecuencia producida por esas torres produzca cáncer, sin embargo se debe estar pendiente y toca ser muy realista sobre el tema.”

Castro además asegura que se debe estar atento a los “efectos electromagnéticos”, sin embargo advierte que “actualmente se conoce que es más dañino un cigarrillo que dichas ondas” y que el mundo duró más de 500 años en descubrir que el cigarrillo producía cáncer.

Lo cierto es que al no haber resultados comprobados de las enfermedades que se producen por  radiofrecuencia, el distrito no puede proceder a quitar las estaciones inmediatamente, ni acudir al principio de precaución; aquel que se aplica cuando existe una evaluación científica que indica que hay motivos razonables de preocupación por los potenciales efectos peligrosos sobre la salud o el medio ambiente.

A pesar de lo dicho el cabildante Cardozo dice que “se debe acabar es con ese gran sofisma de distracción en que las grandes compañías multinacionales dicen que “no está comprobado científicamente que esto produzca daño a la salud humana, y mientras no esté comprobado vamos a instalar en dónde queramos instalar” y manifiesta que la jurisprudencia da el principio de precaución para guardar la salud de la población.

El Concejo de Bogotá empezó una mesa de estudio del tema y tendrá que entregar un informe el próximo mes de junio, junto a la secretaria de Planeación, para evaluar cómo se va a dar cumplimiento a la norma que prohíbe al 86 por ciento de las antenas estar donde están.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s